Paso a paso; cómo colocar canaletas para ocultar cables

blogbricolage.com

Hoy día son cada vez más los equipos que tenemos en casa que son eléctricos. Esto hace que se vayan acumulando cables, muchas veces algo enmarañados entre si  y siempre con aspecto muy desprolijo. Los cables a la vista dan la sensación de abandono y de dificultad para limpiar por debajo  y detrás de ellos. Solucionarlo no es problema y es una tarea que a lo sumo nos llevará media hora.

Revisar bien las conexiones

Antes de comenzar vemos si las fichas o enchufes se encuentran en buenas condiciones. De no ser así el primer paso entonces será el remplazo de las mismas.

Lo siguiente es medir bien. No siempre los enchufes son muy bajos, más bien casi nunca, por lo que con seguridad parte del trayecto del cable oculto será horizontal y parte vertical.

En cualquiera ferretería importante podemos conseguir las canaletas que ocultan los cables. En general vienen en diversos tamaños  y nosotros los cortaremos en casa.

Presentamos los cables y para facilitarnos la tarea los fijamos con esos pequeños clavos que venden con esa finalidad.

Fácil instalación

Una vez presentados solo nos resta cortar y presentar las canaletas. El ángulo recto lo podemos hacer con cortes en diagonal si somos muy prolijos. De otra forma unimos vertical y horizontal sin complicarnos mucho. Las canaletas de hoy día vienen ya con el adhesivo, por lo que solo hay que retirar la protección y pegar en la pared. Si no viene con adhesivo, podemos usar clavos o pegamento de doble contacto o ambas cosas.

Simple, prolijo y muy barato.

0 0
0 %
Me encanta
0 %
Me entristece
0 %
Me emociona
0 %
Me enoja
0 %
Me sorprende

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Siguiente Artículo

Cómo instalar un soporte para el microondas

Confieso que una tarea tan pero tan simple como esta, que se hace en un abrir y cerrar de ojos y que nos cuesta muy poco dinero, la he venido postergando por mucho tiempo. “En casa de herrero, cuchillo de palo” decía mi madre y con justa razón. Bueno, al […]