Cómo usar un cortador de botellas

blogbricolage.com

Reciclar es dar nueva vida a algo que ya no servía para la cumplir con la función para lo que ha sido diseñado. Podemos reciclar generando un objeto que tenga un uso concreto (por ejemplo, hacer un sommier con pallets) o para hacer una pequeña obra de arte. Con vidrio son muchísimas las cosas que podemos hacer  y las botellas que ya no se usan las tenemos en todos los tamaños, colores y formas. Claro que tal vez necesitemos solo un sector de la misma, por lo que cortar la botella es esencial. En lo personal, tengo una muy buena idea para una botella de aceite de oliva de una muy reconocida marca. En cuanto lo haga, os contaré.

Una herramienta interesante

Para cortar la botella hemos visto ya como hacerlo, pero hay otra  forma muy simple y es usando un cortador de botellas. Veremos que es realmente práctico y fácil.

Trabajar con cuidado

Lo primero que haremos es colocar la botella acostada, de modo que el cuello queda fijo (pero pudiendo rotar sobre si mismo) y el elemento de corte, a la altura necesaria. Solo debemos rotar la botella sobre el corte, que la irá marcando. El ruido que hace es típico. Una vez que hemos marcado toda la circunferencia, con mucho cuidado retiramos la botella y vamos al otro sector del cortador, que tiene una resistencia.

Toda la zona que hemos marcado la vamos a exponer, girando suavemente (siempre con guantes gruesos para no tener problemas) sobre el calor. Tal vez se corte en ese momento, pero si no lo ha hecho, vamos a sumergirla en un recipiente con agua y mucho hielo. La diferencia de temperatura termina el corte.

Solo nos resta lijar las zonas cortadas con mucho cuidado.

0 0
0 %
Me encanta
0 %
Me entristece
0 %
Me emociona
0 %
Me enoja
0 %
Me sorprende

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Siguiente Artículo

Cómo se quita el óxido de un toldo

En el jardin y terraza el toldo  es  muy importante. No solo nos evitan estar al sol directo, danto un espacio fresco y agradable donde pasar las horas de mayor calor, sino que el propio toldo nos genera mayor intimidad, sobretodo frente a las miradas de edificios cercanos. Tal vez […]